La prioridad en cualquier centro de trabajo es garantizar, no solo una limpieza adecuada sino la desinfección precisa. Por ello, es muy importante que, tanto  si contratamos a una empresa como si tenemos personal de la empresa dedicado a esta tarea, comprobemos que se siguen algunas pautas esenciales para conseguirlo.

Junto a las técnicas de limpieza y al seguimiento de los protocolos recomendados por los expertos, también tendremos que poner mucha atención en los materiales que se usan para realizar las distintas tareas de limpieza de una oficina. Ante todo tenemos que tener en cuenta que lo que está verdaderamente en juego es garantizar la higiene y sanidad en un lugar en el que los trabajadores pasan muchas horas diarias.